Ballet

Duración 60 minutos

Ballet

El ballet clásico o danza clásica se debe enseñar desde temprana edad. Se recomienda los estudios de esta danza a los seis o siete años, ya que el ballet es una disciplina que requiere concentración y capacidad para el esfuerzo.

El ballet cuenta con una técnica bastante compleja. El elemento principal es la colocación, ésta se refiere a la conservación de los hombros y caderas en el mismo plano y paralelas la una a la otra en relación con el piso. Este principio le permite al bailarín incrementar la claridad y precisión en el manejo de las direcciones, mientras las piernas se mueven en las distintas direcciones. El torso en ballet funciona como una unidad y ha sido percibido generalmente como inmóvil, lo cual no es cierto. En realidad, el torso se mueve sutilmente en relación con el fraseo de la respiración de los movimientos y las combinaciones. La colocación del torso provee estabilidad durante el desplazamiento de la pierna que trabaja, mientras la pierna de apoyo se estira hacia arriba. La sensación kinestésica del torso de un bailarín y la colocación llegan a ser más importantes cuando se integran con cambios de direcciones en la barra y en el centro.

¡Trae a tus niños y obtendrán una elegancia y esbeltez de movimientos!